EUSKARA | CASTELLANO
Inicio » Geografía

Geografía

El municipio de Arakil forma parte del valle natural que une la Comarca de Pamplona con la llanada alavesa, configurado en la depresión que forman las cordilleras de Urbasa—Andía por el Sur y Aralar por el Norte. Con una longitud de 35 km., discurre el valle entre Ziordia y Aizkorbe formando una unidad natural que se conoce con el nombre de Sakana.

El extremo Este del corredor, donde se ubica el municipio de Arakil, queda afectado por el área de influencia urbana de Pamplona, constituyendo el resto un área rural intermedia, delimitada en toda la extensión del valle por los bellos espacios naturales de las Sierras de Urbasa, Andía y Aralar. La posición y características físicas de Sakana han influido netamente en su evolución social, demográfica y económica.

La topografía del terreno ha dotado al corredor de una gran coherencia interna, siendo un factor decisivo de su acontecer histórico, al convertirse el valle en la vía de comunicación más importante del centro de Navarra con el noroeste peninsular, y más concretamente con Álava y Vizcaya. Tradicionalmente ha sido tierra de paso y eje fundamental de comunicaciones.

Arakil comprende en su delimitación administrativa el extremo Este del corredor de Sakana, coincidiendo este punto con el importante nudo de comunicaciones configurado por las vías de comunicación entre Navarra y Álava—Gipuzkoa.

Las localidades que integran el municipio distan entre 20 y 30 Kms. de la capital Navarra. Las actuales vías de comunicación permiten un acceso cómodo y rápido al valle desde la capital.

El territorio de Arakil por su extremo occidental se continúa con el corredor de Sakana claramente definido por las Sierras de Aralar y Urbasa—Andia. El extremo oriental se comunica con el valle de Larraun a través del paso de Dos Hermanas y hacia la Cuenca de Pamplona por la abertura natural producida por el río Arakil en el desfiladero de Oskía.

Todo el territorio de Arakil se configura como un valle lineal Este—Oeste, definido al Sur por los accidentes montañosos que constituyen la Sierra de Satrústegui (1.110 m.) y los picos de Gaztelu (900 m.) y Vizcay (823 m.). Por el lado Norte se cierra el valle con las estribaciones montañosas de la Sierra de Aralar, desde Madalenaitz (861 m.) en el extremo occidental, hasta Larrazpi (1.008 m.) en el extremo oriental. Por último el valle se continua al Oeste con las tierras de Aranatz y se cierra al Este con el monte de la Trinidad (1.092 m.).

Las montañas que definen el valle irrumpen bruscamente en el paisaje formando bellos roquedos en las cotas superiores, aminorando las pendientes según se desciende a las cotas inferiores.

Probablemente uno de los factores que mejor define el concepto básico de valle, sea la cornisa que conforma la cresta de la Sierra de Satrústegui, cornisa que se prolonga a lo largo de toda la Sakana delimitando el sinclinal de Urbasa-Andía.

Existen dos puntos donde la topografía es especialmente accidentada: los desfiladeros de Dos Hermanas y Oskía, configuran pasos angostos labrados por el río constituyendo espacios de gran belleza natural.

El valle Arakil presenta dos cotas significativas que establecen límites importantes al modo de vida tradicional y asentamiento urbano.

La cota 500, por debajo de la cual se encuentran los terrenos más fértiles y aptos para el cultivo. Por debajo de esta cota se emplazan asimismo la totalidad de los asentamientos urbanos.

La cota 600 define prácticamente el límite de las explotaciones agrícolas. A partir de esta cota los terrenos son progresivamente más accidentados, dejando paso a la explotación forestal.

Otro elemento de gran importancia es el río Arakil, quien da nombre al valle y en torno al cual se configuró originariamente la implantación de los distintos asentamientos. El río atraviesa el valle longitudinalmente es sentido oeste-este abandonando el término a través del desfiladero de Oskía, tras recibir a su principal afluente (el río Larraun) junto a Urritzola.

Con respecto a la climatología propia del valle dos factores la condicionan fundamentalmente; la proximidad con el Atlántico y la propia topografía del valle, favoreciendo en conjunto un clima lluvioso, templado y poco soleado.

Hay que considerar a su vez la existencia de dos LIC (Lugares de Interés Comunitario) dentro del término municipal como son la Sierra de Urbasa-Andía y la Sierra de Aralar.

Las Sierras de Urbasa y Andía se configuran como un espacio natural dotado de un amplio conjunto de valores geológicos, biológicos, ecológicos, estéticos, paisajísticos, arqueológicos y socioculturales.

Las masas forestales se desarrollan fundamentalmente sobre ambas sierras; en el margen derecho dirección Vitoria , sobre la sierra de Aralar en término de los concejos de Egiarreta y Etxeberri y en la margen izquierda en la ladera de San Donato sobre terrenos de los concejos de Ekai, Urritzola y Errotz.

Sobre la zona de Egiarreta y Etxeberri se desarrollan zonas de frondosas compuestas por roble pubescente en un 90% y árboles diseminados como marojo, arce o espino. Existen a su vez algunas zonas de coníferas compuestas por pino laricio en estado fustal y algunas zonas mixtas formadas por haya en un 60% y pino laricio en estado latizal en un 40%. Las zonas de forestal no arbolado están compuestas por pastizales en un 60% aproximadamente, matorral mediterráneo (20%) y brezal-argomal (20%), existiendo algunas agrupaciones de marojos.

Sobre la zona de Ekai y Urritzola se desarrollan zonas de frondosas compuestas por roble pubescente en un 90% y árboles diseminados como arce. En las zonas más bajas se reduce la presencia del roble hasta el 40% utilizando el uso bajo arbolado para pastizal. Puntualmente existe algunas pequeña zona de coníferas compuestas por pino laricio en estado fustal. Las zonas de forestal no arbolado están compuestas por pastizales en un 80% aproximadamente, espinal-zarzal (10%) y enebral (10%), con diseminados de robles pubescentes en las zonas más bajas. En las partes más altas el pastizal se reduce hasta un 30-40%, combinándose con espinal-zarzal, enebral y roble en algunos casos.

La zona de Izurdiaga y Errotz presenta fundamentalmente zonas de frondosas compuestas por carrascas combinadas con roble pubescente, bien diseminado o alcanzando porcentajes de hasta un 20% aproximadamente. Puntualmente existe alguna pequeña zona de coníferas compuesta por pino laricio en estado fustal en un 90%.. Los suelos forestales no arbolados se componen por pastizales, espinal-zarzal y carrascas en porcentajes aproximados (70%-20%-10%).

Finalmente sobre el concejo de Aizkorbe, en la falda de la Trinidad de Erga se desarrollan zonas de frondosas formadas por roble pubescente en un 90% aproximadamente, junto con alguna zona de pinos laricios en estado fustal y zonas no arboladas compuestas por pastizales y zarzales al 50%.

Las zonas descritas anteriormente y cuya ubicación se representa en la documentación gráfica suponen una superficie aproximada de 1.500 Has, que representa el 29.6% de la superficie del término municipal.

Como puede observarse las zonas forestales y protegidas (LIC) de Arakil suponen una parte importante de su territorio, que supera el 50% de la superficie del mismo ( concretamente el 57.6%).

La parte central del valle concentra la superficie destinada a cultivos y pastos y que suponen el sustrato del sector de la agricultura y la ganadería en el valle. En esta zona se asientan a su vez las explotaciones ganaderas. Supone una superficie importante localizada en las zonas más bajas del municipio a ambos lados de la autovía entre el río Arakil y los montes colindantes.

Facebook Twitter
Buscador
Recibe nuestro boletín

Si quieres recibir el boletín del Ayto. de Arakil, escribe tu correo electrónico:


Teléfonos de interés
Calendario
Últimas noticias
Últimos documentos
Mapa Web | Aviso Legal | Política de protección de datos | Desarrollo web Aldor Internet